Soy un buen candidato

La persona que quiera someterse a un trasplante capilar tiene que tener en cuenta que dependiendo de ciertas características como la edad, sexo, raza, tipo de pelo… los resultados pueden variar notablemente de un paciente a otro.

Edad: Con pacientes con una edad de hasta 25 años, se obtienen muy buenos resultados ya que la alopecia acaba de empezar y los resultados son muy positivos.

Sexo: En el caso de los hombres es mucho más sencillo que en las mujeres porque  la alopecia está más localizada en los hombres siendo en las mujeres más difícil de localizar, habrá que estudiar cada caso para ver el patrón que presenta.

Raza: Los resultados más positivos los vamos a encontrar en las razas que tengan un color de piel y de pelo muy similar, como es el caso de las personas de color. Los mejores resultados se van a obtener cuando el color de la piel y del pelo sean similares

Estabilidad Capilar: En este caso, los mejores pacientes son aquellas personas que tengan muy definida el área afectada por la alopecia, de esta manera los especialistas sabrán la zona exacta donde realiza el trasplante.

Densidad: La densidad  del pelo también influye, cuanto más densidad tenga la zona donante, más cantidad de unidades se pueden extraer.

Tipo de Pelo: En el pelo grueso y rizado darán mejores resultados ya que necesitaremos menos unidades de pelo para poblar la zona afectada.

Laxitud: Los pacientes que presenten poca elasticidad obtendrán mejores resultados aplicando la técnica FUE.

Antes de someterse a un trasplante capilar es importante que el paciente sea consciente del tratamiento al que se va a someter y resolver desde la primera cita todas las dudas, inquietudes etc, con el objetivo de que el experto capilar lo tenga en cuenta para que le pueda explicar los posibles resultados, ventajas etc. ya que el trasplante es para toda la vida.