Implantación con implanters

El implanter es un instrumento muy pequeño con forma de bolígrafo inventado por un médico coreano llamado Yung Chul Choi en los años 90, que se usa para la implantación de los injertos. Anteriormente, cuando no se usaba el implanter para los injertos capilares, el resultado era menos natural, pues se usaban instrumentos de un mayor calibre y tamaño como el bisturí o la lanceta, los cuales no permitían que la separación entre un pelo y otro fuera mínima como lo permite el implanter.

Hoy en día, la técnica FUE se realiza con implanter, ya que nos proporciona la profundidad, inclinación, exactitud y perfección que buscamos con cada uno de nuestros injertos.

Debido a que este instrumento es menos agresivo e invasivo y tiene un diámetro muy pequeño, la incisión de la herida realizada es mínima, la cicatrización es mucho más rápida y la inflamación es menor que con otros procedimientos.

CLASES DE IMPLANTERS SEGÚN CALIBRE Y UNIDADES FOLICULARES IMPLANTADAS

  • Implanters de 0,6 mm de diámetro: unidades foliculares de 1 pelo de cejas.
  • Implanters de 0,8mm de diámetro: unidades foliculares de 1 pelo de cuero cabelludo.
  • Implanters de 1.0 mm de diámetro: unidades foliculares de 2,3 y 4 pelos.

Estas unidades foliculares son implantadas una por una en la zona en la cual hay ausencia de pelo, considerando la densidad, inclinación y la dirección de los pelos naturales.

APLICACIONES DIVERSAS

Los usos del implanter son diversos pues se utiliza para la reconstrucción de la línea frontal, de cejas, barba, zona púbica e injertos capilares, para la reparación de cicatrices de métodos anteriores y para la restauración de pelos del cuero cabelludo.

VENTAJAS

Poca distancia entre los cabellos implantados.

Densidad natural del cabello implantado.

Cicatrización rápida y mínimo daño en los tejidos y menor inflamación.

Mayor control de la profundidad, la dirección y el Angulo natural del cabello.

Resultados más rápidos y mayor tasa de crecimiento del nuevo cabello.

DESVENTAJAS

Elevado valor del instrumento quirúrgico.

Se necesita una mayor precisión y habilidad por parte del equipo médico para manipular el cabello: cirujano, enfermeras y auxiliares.

Menos durabilidad del material quirúrgico.